Una gestión eficiente del conocimiento es un factor clave para convertir los valores intelectuales de los profesionales sanitarios en mejoras de la calidad asistencial y en la atención que ofrecemos a nuestros pacientes.

Como trabajadores del conocimiento, los profesionales sanitarios tenemos la necesidad, responsabilidad y obligación de estar continuamente actualizados y de gestionar día tras día una gran cantidad de información (hoy en día casi siempre en el entorno digital).

En este artículo os traemos 6 recomendaciones para acabar con la maldita infoxicación, y una infografía final a modo de resumen gráfico.

El profesional de la salud como gestor del conocimiento.

Con la aparición de Internet, la Web 2.0 y tecnologías disruptivas como el “smartphone”, tanto el acceso como la creación de contenido se han democratizado, lo que ha provocado un dramático aumento en la cantidad de datos e información disponibles en la red.

Otras de las impulsoras de esta revolución han sido las herramientas digitales, ya que gracias a sus características (facilidad de uso, inmediatez, gratuidad y el componente social) han facilitado desde la creación hasta la difusión masiva de la información a través de internet.

Este fenómeno también ha afectado al sector de la salud, lo que ha provocado que la cantidad de información científico-sanitaria que se genera diariamente haya aumentado de manera desorbitada, alcanzando tal ritmo de publicación que imposibilita a los profesionales sanitarios estar actualizados en sus áreas de interés siguiendo los métodos habituales. Sólo en PubMed, cada día se indexan más de 1.500 artículos científicos, 55 ensayos clínicos, 75 revisiones sistemáticas y 11 metaanálisis. 

Cada día se indexan en PubMed más de 1.500 nuevos artículos de revistas científicas, 55 ensayos clínicos, 75 revisiones sistemáticas y 11 metaanálisis. ¿Cómo gestionar tanta información de forma eficaz? #FHDigital Clic para tuitear

Además de PubMed, son múltiples las fuentes de información biomédica o sanitaria a partir de las cuales nos mantenemos informados los profesionales sanitarios (Cochrane, Uptodate, CINAHL, Google Académico, EMBASE o incluso literatura gris, etc.).

 

 

Este exponencial crecimiento de los datos e información sanitaria que se publica en la red, sumado a otros factores, ha hecho que una óptima gestión del conocimiento sea una competencia necesaria e indispensable para los profesionales sanitarios. Entre esos otros factores se encuentran:

  • La habitual limitación de tiempo del que disponen los profesionales de la salud para estar actualizados, debido a la alta carga asistencial a la que tienen que hacer frente diariamente.
  • La necesidad diaria de resolver dudas clínicas durante su labor asistencial (debida a la incertidumbre innata de la Medicina).
  • La continua renovación y mejora de las prácticas asistenciales basadas en la evidencia científica.

La consecuencia: Infoxicación sanitaria 

Infoxicación sanitariaEn este nuevo escenario de hiperconexión, movilidad y abundancia informativa es lógico pensar que muchos profesionales sanitarios nos sintamos “saturados” o sobrecargadas de información en algunos momentos.

Es lo que se conoce como “Infoxicación”, sobrecarga informativa o intoxicación informativa, y que se define como el “trastorno intelectual producto de la incapacidad de analizar y comprender una lluvia de información como la que pueden proporcionar los medios electrónicos actuales” (Alfons Cornella, 1999-2000).

Pero…¿Cómo evitar la infoxicación?

Para prevenir este fenómeno y mejorar nuestra microgestión del conocimiento debemos conocer y optimizar el flujo de información que recibimos y manejamos.

Conocer el flujo de la información científico-sanitaria nos ayudará a controlar el tráfico informativo prevenir “infoxicaciones” .Puede resumirse en los siguientes apartados:

  • Recepción (pasiva o activa) de la información.
  • Captura.
  • Organización.
  • Almacenamiento.
  • Rescate de la información en el momento que se requiera.
  • Consumo (lectura).
  • Utilización.
  • Compartir en equipo.
  • Publicación.
  • Difusión.

Para ello en esta entrada os recomendamos seguir seis pautas, basadas en el sistema de las “4s de la curación de contenido (Search-Select-Sense-Share)”.

1. Centralizar el acceso a internet y a nuestro Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) través de Symbaloo, e incorporar a él únicamente fuentes de información relevantes y de calidad, según criterios de fiabilidad y evidencia científica. En este punto se incluye también el mantenimiento periódico de dichas fuentes de información (revisar, incluir, sustituir y eliminar fuentes de información).

          2. Realizar búsquedas eficientes de información a través de los buscadores específicos (PubMed) y generales (Google) de uso habitual.

          3. Automatizar el proceso de captura de información digital usando recolección selectiva, monitorización y filtros adecuados (mediante la tecnología Really Simple Syndication, RSS). Herramienta digital propuesta = Feedly.

          4. Crearse un perfil profesional de Twitter, ya que va a es una herramienta polivalente dentro de nuestro PLE y que nos va a ayudar a buscar, recibir, filtrar, organizar, compartir y difundir información, además de conectar y conversar con nuestra Red Personal de Aprendizaje (PLN o Personal Learning Network).

          5. Almacenar y organizar la información de manera que sea fácilmente accesible, localizable y extraíble en el momento que la volvamos a necesitar (usando un gestor bibliográfico para organizar y exportar referencias y documentos, Mendeley, Zotero).

          6. Usar Aplicaciones móviles de apoyo a la productividad personal del profesional sanitario y que integren el resto de funcionalidades mencionadas en los puntos anteriores. Los dispositivos móviles nos permiten manejar información de forma ubicua siempre y cuando tengamos acceso a internet. Por ello, ya no existen barreras geográficas que limiten el uso de información en un solo dispositivo como antes podía ser el ordenador de sobre mesa del  trabajo. Por ello, tener en nuestro teléfono móvil las mismas aplicaciones que usamos habitualmente repercutirá en una mayor eficiencia a la hora de gestionar nuestra  información.

En las próximas entradas del blog iremos profundizando en cada uno de los puntos.

Infografía | 6 pasos para una gestión eficiente de la información científico-sanitaria

Aquí tenéis una infografía que resume este artículo y que podéis descargar en formato pdf (click en la foto) o png (guardar imagen como)  tras compartirla en redes sociales.

¿Y tú? ¿eres eficiente en el manejo de la información? ¿Se te ocurre algún truco que ayude a ahorra tiempo o clicks?

Deja tu comentario debajo de esta entrada o únete a la conversación en Twitter (#FHDigital) para aprender los trucos y consejos de la comunidad.


BIBLIOGRAFÍA

  • Bravo Toledo R. La gestión del conocimiento en Medicina: a la búsqueda de la información perdida. Sis San Navarra 2002; 25 (3): 255-272.
  • Hernández Rabanal, Carmen (2013). “Educación digital y comportamiento responsable: tratamientos de referencia para mejorar la calidad de la información médico-sanitaria en Internet”. BiD: textos de información y documentación , núm. 31 (diciembre). <http://bid.ub.edu/31/hernandez1.htm>. DOI: http://dx.doi.org/10.1344/BiD2014.31.8
  • Shellum JL, Nishimura RA, Milliner DS, Harper CM, Jr, Noseworthy JH. Knowledge management in the era of digital medicine: A programmatic approach to optimize patient care in an academic medical center. Learn Health Sys. 2017;1:e10022. https://doi.org/10.1002/lrh2.10022
  • Hernández-Medrano I, Carrasco G. El profesional de la salud ante el mundo del Big Data. Revista de Calidad Asistencial. 2016;31(5):250-253.
  • Cornella A. Cómo sobrevivir a la infoxicación. [Internet]. 1999 [cited 3 March 2018]. Available from: http://www.infonomia.com/img/pdf/sobrevivir_infoxicacion.pdf
  • Navas-martin MÁ, Albornos-muñoz L, Escandell-garcía C. [Access to health information sources in Spain. how to combat “infoxication”]. Enferm Clin. 2012;22(3):154-8.
  • Fernández Oropesa C.  Metodología de los 3 escalones para la microgestión del conocimiento. https://elrincondesisifo.org/2015/03/11/metodologia-en-3-escalones-para-la-microgestion-del-conocimiento/
  • Las 4S’s de la Content Curation. http://www.loscontentcurators.com/las-4ss-de-la-content-curation/
  • Guallar, Javier; Codina, Lluís (2018). “Journalistic content curation and news librarianship: Differential characteristics and necessary convergence”. El profesional de la información, v. 27, n. 4, pp. 778-791. https://doi.org/10.3145/epi.2018.jul.07
  • Monteagudo Peña JL.. TICs en la gestión del conocimiento [Internet]. Madrid: Escuela Nacional de Sanidad; 2014 [consultado 24 de Noviembre de 2018]. Tema 15.4. Disponible en: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:500975/n15.4_TICs_en_la_gesti__n_del_conocimiento.pdf.

Valora esta Píldora Digital:

Descarga gratis el ebook

Las 6 Competencias Digitales de los Profesionales Sanitarios

Descarga gratis el ebook

¡Muchas gracias! Para poder descargar el ebook, confirma la suscripción en el email que te acabo de enviar (revisa carpeta spam si no lo ves). Al cabo de unos momentos te llegará otro correo con el enlace de descarga del e-book 😉